Un puente aéreo entre Centroamérica y Ásia

TRANSPORTE

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
katiuska.hernandez@prensa.com

DESTINO. Panamá espera atraer turistas chinos al país y potenciar el intercambio cultural y comercial.  Roberto Cisneros-LP

En medio de la disputa comercial entre Estados Unidos y China, que en los últimos días ha tenido una lista de amenazas de aranceles que pueden encarecer el comercio y las transacciones entre esos dos países, Panamá se enfoca en seguir conectando al mundo y aprovechar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el gigante asiático.

El primer vuelo de Air China que llegó al Aeropuerto Internacional de Tocumen el pasado jueves 5 de abril inaugura el puente aéreo entre Centroamérica y Asia, y coloca a la región en una posición estratégica para atraer inversionistas, turistas y oportunidades comerciales.

 

La Autoridad de Turismo de Panamá espera duplicar la entrada de turistas de China. El vuelo conectará a las ciudades de Beijing y Panamá dos veces por semana, los jueves y los domingos, con una escala técnica en  Houston.

 

“Apostamos a la conexión de un mundo cada vez más integrado, lo que también crea toda una nueva era de oportunidades para la relación que hemos iniciado y que seguimos estrechando y consolidando. Hemos sentado las bases para la construcción de una relación basada en la confianza, el respeto y el bien común de nuestros pueblos y la llegada  de Air China lo confirma”, indicó el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.  Air China opera más de 200 vuelos semanales a 12 destinos de América, incluidos Nueva York, Washington D. C.,  San Francisco,  Hawái, Vancouver, Montreal, La Habana y São Paulo.